bajo la misma luna: capítulo 16

NovelaInspi

Habían pasado dos años. Se encontraba ahora en una enorme cama, la que compartía con Enzo. Él se había ido pronto y no volvería hasta pasado dos días. Tenía que ir a Milán a arreglar unos asuntos. Estaba siempre con mil cosas, pero .. desde que le pidiera que vivieran juntos, siempre tenía tiempo para dedicarle a ella, daba igual el negocio o todo lo demás, ella era lo primero.

Estaba desnuda , envuelta en la sábana y su piel tenía el sabor de sus besos y y el calor de sus caricias. Y empezó a recordar como empezaron. Si, fue cuando Rober volvió con Carmen. Eso la dejó desvalida y .. empezó a tener la mirada perdida. Si, se centró en el trabajo, huyendo de sus pensamientos y de su dolor, porque tanto dolor sentía, que no era capaz de enfrentarse a él.

Y, allí estaba él, el Quijote de las almas pérdidas. Recuerda un día que Enzo la llamó al despacho.

– Por favor Judit, siéntate.

Levantó la cabeza y la miró. Ella no sabía que hacer, sencillamente miraba a Enzo a los ojos. Esos ojos intensos, brillantes, llenos de sabiduría. No era mucho mayor que ella, un par de años, pero sin embargo, era un hombre sabio. Se imagina que la vida lo habría hecho así, o posiblemente en sus genes tuviera la serenidad, la sensatez, esa manera de resolver los temas, como lo había hecho desde que se quedara con la Editorial. Los cambios habían sido espectaculares, y no habían ido a menos, sino a mas. Más personal, más equipo. Y bueno, el lanzamiento de “Lunáticos”, había sido un gran éxito que él no dejaba de achacarselo a ella.  Novela, película, video juego.. era increíble como se podría publicitar algo.

– No sabes lo importante que ha sido para mí tenerte en estos tiempos de incertidumbre a mi lado, aportando ideas, entregando todas tus energías a esta empresa, que es .. mi sueño.

Se levantó de la mesa y se dirigió a un mueble que tenía en el aparador del fondo, en  el lateral de la izquierda del gran ventanal. Qué vistas tan preciosas tenía el despacho. Había cambiado la decoración a como lo tenía Deborah. Todo eran madera, pero de líneas rectas, elegante, sobrio, pero al tiempo, con un toque acogedor. Como el mismo Enzo. Se sorprendió comparando a su jefe con su decoración.

Del mueble del fondo sacó dos copas, abrió el pequeño frigorífico y sacó una botella de Moët Chandon.

– Creo que por mucho que hayamos celebrado, realmente no te he reconocido como mereces tu esfuerzo.. y más.. bueno.. en la situación emocional que has vivido.

– Enzo.. yo.

– No ha afectado para nada en tu productividad, pero.. te miro, y veo que tus ojos se pierden, que tu piel está agotada. No duermes, y el cansancio se te nota físicamente. Pero es cansancio mental.

Se acercó hacia ella con las dos copas.

– Bb, mi bb… – lo digo en tono muy suave. – Vamos a brindar por lunáticos, y .. por unas semivacaciones que te vas a tomar conmigo.

-¿Yo?

– Bueno, que nos hemos ganado un descanso, y que tengo que hacer trabajo en plan relajado, un mesecito viajando.. París, Nueva York, Buenos Aires..  y en fin, lo que surja. Nos han pedido que cedamos derechos y quiero ver mas proyectos. Pero .. trabajo para otear, nada firme, por lo que van a ser mas vacaciones que trabajo. Pero .. si, te necesito conmigo. Y .. que además, un jefe tiene que cuidar de sus empleados.

Chocaron sus copas. El champán estaba fresco y delicioso.

– Nos iremos de aquí, a aproximadamente tres semanas.  Y.. he pedido a una amiga mía, es psiquiatra, que te dé cita para mañana.  Quiero que disfrutes de las semivacaciones-trabajo.  No te molestes Bb, déjame que haga algo por tí, después de lo mucho que tú has hecho por mí.

– Era mi trabajo.

– Si, pero..  bueno, dígamos que soy un jefe caprichoso y quiero que estés bien.

Volvió a chocar la copa con ella, y a mirarla.  Si, él fue lo que necesitaba, alguien con autoridad y con cariño, le diese una ruta alternativa a su espiral de correr y de huir de sus sentimientos.

Seguía en la cama, y una sonrisa iluminó su rostro.  La vida es sorprendente.. solo hay que dejarla fluir.

Acerca de inspiracion1971

Escribir me gusta, es una forma de conocerme.
Esta entrada fue publicada en Novela corta: BAJO LA MISMA LUNA. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a bajo la misma luna: capítulo 16

  1. Obsequi Solidari del meu Llibre en pdf. “Buscando en mi Inmensidad”.
    https://buscandoenmiinmensidad.com/03-obsequi-solidari-del-meu-llibre-en-pdf-buscando-en-mi-inmensidad/
    Si quan ho vegis, et agrada? envia-ho a quantes persones coneguis al teu trebaall. i del teu entorn d´amistats. Tingues per segur que t’ho van a agrair. El seu contingut es mol interesant i divers. (Critic, romantic i mistic)

  2. Kassfinol dijo:

    Voy a tener que sacar un poquito de tiempo y ponerme al corriente de toda la historia, lo poco que leí me llamó la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s