capítulo 5

LUNÁTICOS

Todo era maravilloso. El mejor sueño que se podría soñar. Era magnífico ver a toda la gente con rostros serenos, relajados, y felices. Y no una felicidad “rara”, sino .. de bienestar.

Después de escuchar la charla de los que iban con las túnicas azules, en la que les habían hablado de que eran el futuro, de que eran la esperanza de quienes miraban la luna. Que los tejedores de sueños, tenían que hacer que en la luna, o en ese lugar en el que los soñantes llegaban cada noche tuvieran un lugar donde poder rehacerse de sus heridas.

Era todo tan increíble, como un sueño maravilloso, como el país de las hadas, o el país de la esperanza.

El gran pasillo se había llenado con gente  que iban andando. Ella no sabía hacia donde se dirigían, pero… iba con ellos. De repente, a su lado, apareció el chico de la túnica azul.

– Hola.. bienvenida.

Su voz melódica, llenó sus oídos como si fuera una sinfonía.

– ¡Hola!.. uhm, no sé como he llegado hasta aquí, pero.. que me ha encantado, este sitio es fantástico.

– Si, si que lo es. Te iba a preguntar si querrías venir un momento a mi asteroide, para charlar un rato. Es qué.. ¿has notado lo que ha pasado?

– Si, en un momento he comprendido muchas cosas, y me he sentido bien.

– Pues.. no me  pasaba eso.. hacía mucho, mucho, mucho tiempo.

– A mí nunca.

– Lo supongo. Ven.

Su mano fué a buscar la de ella.  Y las dos manos se entrelazaron. Hubo otra vez magia. Los dos sintieron como un río de sensaciones llenas de bienestar que los llenaban. Era mar, era azahar, era luna, eran estrellas, eran todo. Unidad.

– ¿Lo has vuelto a notar?

Le interrogó ella con sus ojos castaños, brillantes, profundos.

– Si Belinda, lo he notado.

– Me ha encantado escuchar mi nombre de tus labios.

– ¿A que sí? Ahora, dí el mío.

– George.

– ¡¡Wow!! Si, ha sonado bien también en los tuyos.

Sus ojos se miraban, sus manos estaban entrelazadas, y caminaban llenos de las mejores sensaciones por el gran pasillo, rodeados de muchos más. En un momento, giró a la izquierda, y había como un parking lleno de una especie de  motos de agua.  La subió a la moto, y él, delante. Ella sonreía, no dejaba de sonreir. Nunca antes había montado en moto,  y ahora, estaba allí. Se abrazaba a George, y se sentía en su lugar, en su sitio.

– Sabes Belinda, quiero contarte todos los planes que hay pensados para tí, y aparte, quiero que los dos también tengamos planes.

– Me parece estupendo George. Tú eres mi mejor plan.

Y la moto se deslizó por el espacio, con la suavidad de la gelatina. Sin reparo, se había abrazado a él. Percibía el olor a su piel. Sentía el calor de su cuerpo junto al suyo. Era todo una locura, pero tan bonita. Uhmm su asteroide.. recordaba al Principito, igual tenía una rosa.. quien sabe.

Pasaron por varios asteroides, y de repeten, se paró en uno. Era suficientemente grande tener una especie de cápsula.

– Bienvenida a mi hogar.

– Gracias.

Ella, se bajó de la moto, y no podía más que abrir los ojos sorprendida y feliz.

Las sensaciones, las emociones.. que importantes son.

No dejaba de sentirse poderosa, hermosa, y feliz, dentro de su mono blanco, y .. su alma, su corazón y su cuerpo, se sentían en su lugar al lado de George.

Los planes, sus planes, su futuro. Hay que afrontarlo con una sonrisa, positividad, creyendo que todo es posible.

¿Cuál era el horizonte que se presentaba?  Era la pregunta que se hacía mientras caminaba de la mano de George hacia la puerta de la cápsula.

– Un horizonte de esperanza, no lo dudes..

5 respuestas a capítulo 5

  1. Pingback: bajo la misma luna: capítulo 5 | la inspiracion

  2. bypils dijo:

    Inspi! Algo pasa con wordpress que no me han llegado tus últimos post!!! Voy “a dejar de seguirte” y “a volver a seguirte” a ver si lo soluciono…Grrrrr!!!
    George… ; – ) Como me está gustando tu historia romántica-ficción! Yo quiero ir a ese asteroide, por favor!
    Besos.

  3. cmacarro dijo:

    ¿Ese…George? Ummmmm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s