the last bee: la huida

     La mente de Flanagan iba a la velocidad de la luz… ¿Qué hacer?  El Apicarium 2000, lo cogió fuertemente, apretado contra su pecho, y empezó a desandar el camino… vió una moto interestelar, y sin pensarlo dos veces, protegiendo a la última abeja de la tierra, le dió gas, y salió pitando de allí.

     Los hombres de negro no daban crédito, no hubieran imaginado nunca, que Flanagan, que no tenía ni media guantá, hubiera sido capaz de escapar.

      En la supermoto interestelar, no tardo ni 10 segundos en salir del Planeta E-L-Y-69. En su cabeza, las ideas empezaron a caer en su cabeza.. tenía que pensar rápido.  Con la moto interestelar llego en un pis pas a la casa de su terroncito de azúcar, su Merikeit. Ella era lista, porque era mujer, y había tenido que sobrevivir a muchos capullos, entre ellos , él mismo, y seguro que sabía que hacer. Igual que le advirtió de que estaba en su poder salvar a una especie.. sabría como hacer que la abeja se reprodujera, y que ..se pudiera volver a repoblar todos los campos del mundo. Y .. los habitantes de E-L-Y-69 seguro que encontrarían la manera, una vez que toda la tierra estuviera repoblada, de llevarse unas cuantas abejitas.

    Un planeta sin mujeres, sin sexo, sin miel, como habían pensando esos cenutrinos que él iba a querer quedarse en ese planeta “sin sal”. Con lo divertida que es la vida con las mujeres, y con sexo ni decir tiene.

     Se deslizaba suavemente con esa moto, que era.. bueno, una pasada. Marc Marquéz en una moto de esas.. sería el número uno del universo. Estaba en esos  pensamientos cuando llego a la  casa de Merikeit.  LLamó al timbre insistentemente. Increíble, no había nadie.. pero donde c….es se había metido. Mujeres.. seguro que de shopping, shopping.. tendría que hablar con ella, en momentos como este, tan importantes, cuando ha corrido mil aventuras y mil  peligros para salvar a la última abeja, no se puede ir de pingoneo.

    En ese momento se le ocurrió una idea… llamarla al móvil, como no se le había ocurrido antes. Aysss, esas cabecitas locas.

     Empezó a sonar la llamada, y al segundo toque, lo cogío:

– Flani.. ¿dónde estás?

– Nena, eso lo tengo que preguntar yo. Estoy en la puerta de tu casa, con la última abeja entre mis manos, y no sé qué hacer. Y tú, dándole a la pata.. me cachis en tó.

– Perdona bonito.. pero como te puedes creer que puedo estar dándole a la pata en un momento como este. Que se nos puede acabar la miel, para toda nuestra vida.  Ayssss… ¡¡hombres!!. Estoy en el laboratorio experimental genético. Estoy hablando con mi ex, ya sabes, que lo dejé a él por tí.. (un día tonto), y está viendo la posibilidad de con el ADN de la abeja, hacer muchas abejitas, y repoblar el mundo. Aunque para ello.. necesita la abeja. Flani.. dime que la tienes, y que está viva.

– Jo, churri, me has dejado de piedra. Qué lista eres. Ya sabía yo que por algo estaba contigo.  Si, la abeja está acojonada, pero viva.

– Pues, vente echando leches.

     Se volvió a subir a la moto interestelar, puso dirección al laboratorio experimental genético, y .. allí, en la puerta, estaba su pelirroja favorita. Nada más verla, le soltó el Apicarium 2000, estaba hasta las narices del dichoso  chisme.

     Ella, todo emocionada, se acercó a él, con los ojos empañados en lágrimas.

– Cariño.. eres un brutote, pero.. mi héroe. Gracias.

Y selló ese gracias con un amoroso beso. Las abejas salvadas.. y el mundo iba a seguir siendo el mundo que conocían, con abejas, y con miel.

FIN

Si quieres volver al inicio de la historia.. pincha aquí.

10 respuestas a the last bee: la huida

  1. Yeste Lima dijo:

    Este fional también me gusta, jajaja, es que sioy un poco ñoña y me gustan los finales románticos….

    Chicos…. tenéis una imaginación fuera de serie, dignas de los mejores escritores.

  2. Dessjuest dijo:

    Pues claro, es que pensar en quedarse en ese planeta tan soseras, sin jodienda y demás…

  3. bypils dijo:

    Final Happy, rosa y lleno de humor.
    Flani, ta,bién es mi héroe!!
    Besos!

  4. por donde lo vea Flani esta condenado al amor, insisto que hace falta la escena del sexo en todas tus historias pues siempre las vas sugiriendo….

    besos románticos querida

  5. Dolega dijo:

    La moto sí que es una pasadaaaaaaa jajajaj
    Me encantan tus happy end 😛
    Sigo…
    Besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s