the last bee: la esperanza

 

Flanagan, no lo penso. Se deshizo de los hombres de negro y empezó a correr como un descosido por el pasillo de salida… corría, corría, y salió de la luz, al olivar.  Miró hacia atrás, y ya no estaban  los hombres de negro.  ¿A dónde iría?

¡¡Burrum, burrum, burrum!!

No podía ser… su Merikeit con un super range rover sport.

-¡¡Flanii, Flanii.. !!

Se abre la puerta del coche, y de un salto Flanagan se colocó al lado de Merikeit. Una vez que vió que estaba él dentro, aceleró rápidamente, y  se dirigió hacia la autopista.

– Ponte el cinturón y agarra bien a la última abeja.. he localizado un laboratorio, donde con un zángano, podremos hacer que ponga huevos y poder repoblar la tierra con  abejitas, que produzcan miel, y los niños del futuro, sepan de la abejita Maya, no solo por los dibujos animados, sino cuando saboreen la miel.

– ¡¡Wow!! Merikeit, eres la leche nena.

– Ya sabes que siempre he luchado por nuestro mundo, por la preservación de las especies.

– Jajaja, a tí lo que te encantan son las tostadas de aceite y miel, a mi no me la das nena.

– Bueeeno, bueeeno.. aceite con miel, o tomate con jamón.. al cerdo ya lo salvamos.

– Jejeje, pues venga nena, que despuès nos vamos a dar unas vacaciones. Dime… ¿dónde quieres ir  después de salvar al mundo?

– Uhmm, al fin del mundo.

Y esta frase la dijo con una sonrisa enigmática.

Flanagan, deslizó su mano hasta encontrar la de ella.

– Estas preciosa cuando conduces.  Y .. es bonito saber que estas siempre a mi lado, a pesar de todo,  de que soy un poco voluble.. pero.. siempre te he querido. Te he podido engañar con la Chari, con la Pepi, y con…. muchas más que no me acuerdo su nombre.

– Flani… no te preocupes, yo también me he acostado con todos tus amigos, reales e imaginarios.

– Somos tal para cual Merikeit.

– Tienes razón Flani.. estamos hechos el uno para el otro.

Se ponía el sol, y ellos, se dirigían  hacia el laboratorio, donde todo se solucionaría. Y ellos.. ellos seguirían juntos.. como siempre. Porque siempre hay esperanza, no hay que dejarse vencer, ni por los convencionalismos, ni por que parezca que todo está perdida. Siempre… hay una rendija.

Esperanza.

FIN

Si queréis volver al principio de la historia, clickar aquí.

4 respuestas a the last bee: la esperanza

  1. Jatz Me dijo:

    Flaniiiii Jajaja
    Bonito final 😀

  2. Dessjuest dijo:

    Eso es una pareja bien avenida 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s